Política editorial 
(Proceso de revisión y dictamen )

Para publicar en alguna de las tres modalidades del Programa, todos los trabajos serán sometidos a un proceso de dictamen por el Comité Editorial del Programa. En los apartados que siguen se puede consultar la información relativa al Comité, sus miembros y responsabilidades, además de la descripción del proceso de dictamen para cada tipo de publicación.

  1. Comité Editorial

El Comité Editorial es el órgano colegiado responsable de definir y evaluar la política editorial del Programa de Energía y está conformado por:

  1. La persona que ocupe la Coordinación del Programa de Energía de El Colegio de México, misma que preside el Comité.
  2. Cuatro profesores investigadores pertenecientes a los distintos Centros de Estudios de El Colegio de México. De estos tres, de manera obligada, uno de ellos será él o la directora del Centro de Estudios Internacionales.
  3. Dos profesores-investigadores externos a El Colegio de México, quienes podrán estar adscritos a instituciones nacionales y/o del extranjero.
  1. Presidencia

A la persona que coordine el Programa de Energía, en su calidad de Presidente del Comité Editorial, le corresponde:

  1. Dirigir las publicaciones del Programa.
  2. Designar a los miembros del Comité que no sean él o la directora del Centro de Estudios Internacionales.
  3. Asegurar que en la conformación del Comité haya asesores especializados en cada una de las áreas de investigación del Programa.
  4. Coordinar las actividades del Comité.
  5. Coordinarse con la Dirección de Publicaciones de El Colegio de México cuando esto sea necesario.
  6. Emitir voto de calidad cuando así lo requiera una votación en empate entre los miembros del Comité.
  1. Integrantes

Los integrantes del Comité tendrán al menos las siguientes obligaciones:

a) Realizar una primera revisión de los textos que sean recibidos para su evaluación y, posterior, selección de los dictaminadores adecuados.

b) Participar en los procesos de dictamen, ya sea evaluando documentos o proponiendo dictaminadores para los mismos.

c) Responsabilizarse del proceso de dictamen utilizando siempre la fórmula de doble ciego o ciego sencillo según el tipo de producto en cuestión: monografía (o libro) y documento de trabajo.

d) Participar en la decisión que requiera la discusión de los casos de excepción.

e) Asistir a las sesiones de trabajo del Comité Editorial (en el caso de los radicados en la Ciudad de México) que se programen por la Coordinación del Programa de Energía.

f) Apoyar al o la Coordinadora del Programa con la actualización de la cartera de dictaminadores.

Proceso de dictamen

  1. Para los trabajos de “Foro Energético”

El contenido de los trabajos publicados con esta modalidad es responsabilidad exclusiva de sus autores. Sin embargo, de manera a preservar la gran calidad de los trabajos presentados, cada artículo será sometido al dictamen a ciego de un solo evaluador. En caso de que el dictamen esté positivo se publicará tal cual; en caso de que sea negativo, no se publicará. Sin embargo, se otorgará la posibilidad a su autor de volver a someter nuevamente por una sola vez después de revisar su texto en aras de mejorarlo.

  1. Para la Colección “Estudios de Energía”

Los libros enviados para publicar en la Colección “Programa de Energía” el procedimiento de dictamen denominado “doble ciego” en el cual el nombre del autor permanece anónimo a los dictaminadores, así como el de éstos al autor. En caso de que el artículo en cuestión obtenga dos dictámenes positivos, el trabajo podrá ser publicado siempre y cuando su contenido sea compatible con los tiempos, líneas editoriales y temáticas que la Colección determine. Dos dictámenes negativos, cancelarán tal posibilidad. En caso de un positivo y un negativo, el artículo será turnado a un tercer árbitro cuyo dictamen será definitivo e inapelable. Si los dictámenes resultaran condicionados, el o los autores deberán atender puntualmente las observaciones, adiciones, correcciones, ampliaciones o aclaraciones sugeridas por los árbitros. Una vez que el manuscrito sea corregido a satisfacción de los dictaminadores, será considerado publicable.

ANEXO.

Proceso editorial de El Colegio de México

En este apartado se retoman las normas de publicación que rigen en El Colegio de México. El Programa de Energía se somete estos lineamientos para que los investigadores, especialistas, y quienes deseen contribuir con sus trabajos, envíen sus textos siguiendo la normatividad interna.

Autores: normas para la entrega de originales

1.- Se deberán entregar original impreso y copia electrónica en cd, en archivo MS Word, a doble espacio y sin enmiendas manuscritas.

2.- Se utilizará papel tamaño carta y se dejarán márgenes, izquierdo y derecho, mínimos de 3 cm.

3.- El título que encabeza el libro se escribirá en mayúsculas sin subrayar, con excepción de las cursivas. El nombre del autor y del Centro al que pertenece deberán ir bajo el título.

4.- Cada párrafo deberá comenzar con una sangría, excepto los que siguen a títulos y subtítulos.

5.- Las llamadas de notas al pie de página tendrán numeración consecutiva en arábigos volados, comenzando de nuevo en cada capítulo. Las notas se situarán al pie de la página respectiva; sin embargo, si se trata de notas numerosas y extensas, éstas se colocarán al final del capítulo o de la obra. Todas las notas deben ir, igual que el texto, a doble espacio.

6.- Las citas textuales o transcripciones que excedan de cinco líneas irán a doble espacio, con margen izquierdo, es decir, a bando.

7.- El modelo que se propone para las notas al pie es el de la Nueva Revista de Filología Hispánica (NRFH), pero se pueden utilizar también los propuestos de Historia Mexicana o el sistema Oxford, siempre y cuando todas vengan unificadas en el mismo estilo.

8.- Las referencias bibliográficas se harán de acuerdo con el formato empleado por la NRFH o Historia Mexicana. Los autores pueden consultar las revistas para preparar sus propias referencias. Éstas incluirán apellido y nombre del autor, título, editorial, lugar y fecha de publicación (por ejemplo: Casalduero, Joaquín, Forma y visión de “El diablo mundo” de Espronceda, Ínsula, Madrid, 1951), o bien título o sigla de revista con volumen, año y páginas: ejemplo: NRFH, 46 (1999), p. 21 o pp. 21-30.